lunes, 5 de marzo de 2012

Sóc aquella nena...

Sóc aquella nena,
lliure i salvatge,
que de petita corria pels prats
i es deixava seduir per l'olor de les flors.

Els rajos del sol m'indicaven el camí
i els estels m'avisaven
que era l'hora d'anar a dormir.


La lluna vetllava els meus somnis
i els àngels em custodiaven.

Al matí sentia l''alegria d'estar viva
i la força de l'ànima era la meva companya.


Les fades em xiuxiuejaven contes
i els follets i els nans jugaven amb mí.

La natura era la meva mare
i el cel, el pare que no deixava mai
d'estar allà on jo fos.

Els rius, les muntanyes i els arbres
continuen avui formant part del cor
i els sento presents en cada respiració.



El vincle és present
i el lligam, etern.

L'aigua del meu avui flueix amb la calma
d'un ancià respectat que es recolza
en el bastó de la seva saviesa
i que es veu reflectit
en la llum de les seves accions.

Safe Creative #1203051250786

Soy esa niña,
libre y salvaje,
que de chiquilla corría por los prados
y se dejava seducir por el olor de las flores.

Los rayos del sol me indicavan el camino
y las estrellas me avisaban,
cuando era la hora de ir a dormir.

La luna velaba mis sueños
y los ángeles me custodiaban.

Por la mañana sentía la alegría de estar viva
y la fuerza del alma era mi compañera.

Las hadas me susurraban cuentos
y los duendes y los gnomos jugaban conmigo.

La naturaleza era mi madre
y el cielo, mi padre,
quien nunca dejaba de estar allá donde yo fuese.

Los ríos, las montañas y los árboles
continúan formando parte de mi corazón
y los siento presentes en cada respiración.

El vínculo está presente
y el lazo, eterno.

El agua de mi ahora fluye con la calma
de un anciano respetado que se apoya
en el bastón de su sabiduría
y se ve reflejado
en la luz de sus acciones.

Texto inscrito en el Registro de la Propiedad Intelectual.

10 comentarios:

Carolina dijo...

Seguro que si, tu niña interior sigue muy viva.

silencio en la oracion dijo...

Estimada hermana, gracias por su sencillez en este compartir,el Señor nos dice que hemos de ser como niños,por que de ellos es el reino de los cielos, gracias por recordarno que hemos deser como ellos Dios éste con uste y la ilumines siempre.

OZNA-OZNA dijo...

mil gracias querida y admirada poetisa por concedernos el privilegio de ser testigos de la belleza de tus versos, muchos besinos con todo mi cariño.

..NaNy.. dijo...

Hola paso de visita a otro de tus blogs y me gusta mucho que pasada de escritos son tan profundos que hace renacer la niñez. Saludos

gaviota dijo...

bellos escritos tan sentidos y llegados de tu alma bella besitos de gaviota en vuelo.

OZNA-OZNA dijo...

mil gracias por regalarnos la suprema belleza de tus versos querida y admirada poetisa, muchos besinos y feliz domingo.

TORO SALVAJE dijo...

Tu niña ha sobrevivido y sigue tan contenta.

Que bien.

Besos.

Miguel dijo...

I és que sempre, sempre el xiquet o xiqueta (ací a la Comunitat Valenciana, ja saps, dèiem així) torna a aparèixer una i mil vegades al present.
Preciós poema.

Una abraçada.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Hola Mª Jesús, yo como tu, soy esa niña, enamorada del cielo y de la tierra. Creo que mi niña interior cada día crece más. Nada la puede ahogar.
Gracias por tus bellos versos.
Con ternura
Sor.Cecilia

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Gracias por tu paso por mi casa, me hace feliz verte en ella.
La historia de mi post es cierta.
Yo la escuché desde mi ventana y ellas en la acera, tenía 14 años y de inmediato la escribí en mi diario.
Esta historia está contenida en mi libro Historias de Sesy Bo, aún lo tengo en la imprenta y en momentos de crisis en la que tantos necesitan ayuda, vi conveniente sacar esta reflexión. Me alegra que te haya gustado.
Con ternura
Sor.Cecilia